septiembre 18, 2007

Criptozoología


La criptozoología (del griego cryptos, "oculto", zoos, "animal" y logos, "estudio") es una pseudociencia cuyo objetivo es la búsqueda de supuestos animales considerados extintos y/o desconocidos para la ciencia, pero presentes en la mitología y el folclore. Quienes apoyan la criptozoología aducen que sus argumentos serían válidos, ya que ha sucedido que también algunos animales realmente existentes si han sido descubiertos a partir de rumores o leyendas, como en los casos del okapi, el hipopótamo pigmeo, el moa y otros.

La invención de este término suele atribuírse al zoólogo Bernard Heuvelmans, quien definió la criptozoología como el estudio de los animales sobre cuya existencia sólo poseemos evidencia circunstancial y testimonial, o bien evidencia material considerada insuficiente por la mayoría. Su monumental libro de 1955 Tras la pista de animales desconocidos es a menudo visto como el génesis de esta disciplina, pero el mismo Heuvelmans remontó dichos orígenes a Anthonid Cornelis Oudemans y su estudio de 1892 La gran serpiente marina.

Posteriormente, Heuvelmans argumentó que la criptozoología debía ser practicada con rigor científico, pero también con una actitud abierta e interdisciplinaria. Además, según Heuvelmans, se debe también prestar especial atención al folclore sobre estas criaturas. Aunque suelen estar cubiertas de elementos fantásticos e inverosímiles, estas leyendas populares pueden contener alguna parte de verdad que pudiera ayudar a guiar la investigación de los informes sobre "animales inusuales".

Las personas que se dedican al estudio o investigación en la pseudociencia de la criptozoología se llaman criptozoólogos, mientras que las hipotéticas criaturas en cuestión son llamadas críptidos.

En la criptozoología, se presume la hipotética existencia real de los supuestos críptidos; producto de que algunas de las características o supuestas avistamientos que se dicen que presentarían estos animales, hacen creer que existen posibilidades de que estas criaturas existan.
La criptozoología igualmente se dedica al estudio de presuntos animales desconocidos, los cuales poseen una gran lista de reportes a través del tiempo; y que en algunos casos, son reportados por algunos supuestos testigos que informaron avistamientos ocasionales con ellos, entregando una descripción coincidente con las características de animales extintos.

Aunque popular y antiguamente se asocia a la criptozoología con todos los seres presentes en las mitologías o leyendas; los criptozooólogos modernos no se dedican a estudiar a todas estas criaturas fantásticas. Para que una de estas criaturas sea estudiadas por ellos y sea catalogada como críptido, debe de presentar las características anteriormente mencionadas.

BESTIARIO CRIPTOZOOLÓGICO (ejemplos):

Criaturas lacustres: monstruo del lago Champlain, monstruo del lago Ness (Nessi, de cariño), Nahuelito, Ogopogo.
Criaturas marinas: Kraken (ver Piratas del Caribe 3), Leviatán, Serpiente marina, Tiburón blanco gigante (pero de veras grande, no el de la película).
Animales extraños: Chupacabras, Mapinguarí, Mokele-Mbembe.
Criaturas humanoides: Pie grande, Yeti, Chuchuna, Wendigo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno te dejo el comentario bicha, como vos bien decis, solo sos rarezas pero ni modo asi te aceptamos jejeje son pajas vos, ni firmo porque vos ya sabes bien quien soy, pues me gustó el tema que has puesto, bien interesante, me gusta tu blog, salu pues...

Anónimo dijo...

Hey! felicidades x caer al fin en el "dark side of the web" my dear Clau! je! Verás como este mundo de los blogs es super fascinante donde te encontrás con unas cosas que bueno...Si por allí anda uno donde parece ya descubrierón el lado azul de la bacinica ja!

Y bueno,está super chivo tu blog de la Criptozoología,bueno,la verdad,habemos unos cuantos locos qué,bueno,solo viene a mi memoria cuando pasé 3 meses en el eterno invierno de mi añorada Escocia y que llegué al lago Ness a ver si se me aparecía el Nessi,pero,el muy cabrón creo que andaba de vacaciones ja!

Un beso grande y bueno,felicidades por haber caído en este maldito,pero,interesante ciber mundo je!

Miguel,

Soy Salvadoreño dijo...

Saludos Claudia, acabo de descubrir tu blog y agradezco tu enlace al mio.

Bienvenido a la blogosfera. Saluditos para Sofia.

André Cruchaga dijo...

Poeta, a través de un correo de René Chacón he recibido la dirección de tu blog. Bien dices que uno se resiste; pero es bueno a fin de cuentas, hacer este ejercicio de difusión de nuestras inquietudes. Mis mejores parabienes, de verdad.

Tzaviere dijo...

¿Existirá algún término que englobe a ciertas criaturas literarias? No me refiero a los clásicos y adorables monstruos al estilo Hombre Lobo. Aludo más bien a las creaciones delirantes de Lovecraft, al Horla de G. de Maupassant, cierto ente de Borges en un cuento en homenaje, precisamente, a Lovecraft... Si no existe, habría que crearlo.

Llave maestra dijo...

Claudia, fijate que hace un tiempo la chera que me ayudaba con la limpieza en casa, me comentó de una pez gata que existía en el puerto de La Libertad, para más señas por el Majahual. Decía ella, que por las noches hacía ruidos extraños que llegaban hasta la orilla y las casas de los pobladores y que los pescadores encontraban peces mordidos y lo atribuían a su hambre caprichosa. Así que de raro nada, buen post. Seguiremos leyendo y gracias por el enlace.
Nora

Claudia Meyer dijo...

Bueno, gracias a todos por sus comentarios, vamos uno por uno:

Anónimo: por supuesto ya sé quién eres, y lo prometido es deuda. Sigue dándote la vuelta por acá y te prometo que tendrás tu dosis diaria de merodeos e inquisiciones.

Miguel: Qué bueno que andes por acá! Gracias por tus ánimos. Hay me saludas a Nessi la próxima vez si se deja ver.

Soy salvadoreño: Pues era lo mínimo lo del enlace, gracias a tí por la visita. Te esperamos de vez en cuando por acá. Tus saludos a Sofía han sido debidamente entregados. Saludos a Eli.

Andrés: qué grata sorpresa. Gracias por compartir conmigo esta nueva expriencia; a propósito, felicidades por tu nuevo libro.

Tzaviere: con lo de las criaturas literarias, pues quizás el término sería bestiario psico-lite-fantástico. ¿Asentamos las bases de la categoría? sería interesante... IlY

Nora: pues como que no andamos lejos de las bestias fantásticas entonces. Recuerdo que hace unos años el chupacabras como que anduvo de vacaciones por acá e hizo de las suyas. De seguro andaba visitando a su amigo el pez gato. Gracias por visitar el blog. Saludos cordiales.