noviembre 12, 2007

Las carreteras más escabrosas

No todos los caminos llevan a Roma, algunos llevan al desastre. He aquí una lista con caminos y rutas a lo largo y ancho del mundo con los que es mejor nunca cruzarse. Los siguientes tramos han sido elegidos por la peligrosidad de su geografía y no por factores externos, de lo contrario cualquier camino de Iraq, el Congo, Sierra Leona o Liberia calificarían como de mayor peligro.

1. El túnel de Guoliang - China
Ubicado en las montañas Taihang, fue tallado en la roca misma con el fin de conectar un remoto poblado en lo profundo de una montaña. Este túnel es famoso por la cantidad de muertes en días lluviosos cuando la resbalosa roca que lo compone hace casi imposible su trayecto. Antes de 1972, el camino estaba colgado en la roca, siendo el unico contacto de la villa con el mundo exterior. Entonces los campesinos decidieron hacerlo a travez de la roca. Guiados por Shen Mingxin, jefe de la villa, vendieron cabras y hierbas para poder comprar martillos y herramientas de metal. Trece personas comenzaron el proyecto. Les tomó cinco años terminar el trayecto de 1200 metros de largo, 5 de alto y 4 de ancho. El primero de mayo de 1977, el canal se abrió al público. Las paredes del túnel son irregulares, y hay mas de 30 "ventanas" de diferentes tamaños y formas. Algunas ventanas son cuadradas, otras redondas.


2. "La carretera de los huesos". Ruta federal a Yakutsk - Rusia
Esta ruta, en la Siberia, es el único camino a la región y si una tormenta ocurre, cientos de vehículos quedan estancados en el lodo. Salir de este embrollo puede llevar más de una semana y ante esto el gobierno de la ciudad debe incluso movilizar al ejército y enviar comida de manera aérea para evitar una tragedia. Es una carretera transiberiana que ordenó construir Stalin con un método bastante macabro en tiempos de la extinta Unión Soviética. Tiene un recorrido de 2.000 kilómetros y une las ciudades de Magadan y Yakutsk. Por esta zona se puede llegar a la ciudad más fría del mundo, Verkhoyansk, situada en la República de Saja, en Siberia Oriental. La temperatura media de enero es de 46,2ºC bajo cero y en julio sube a los 15,2º bajo cero. La región es tan fría que las capas someras de la tierra están congeladas, de manera que se hace muy complicado enterrar a los seres fallecidos, porque la tierra tiende a expulsar sus restos a la superficie al poco tiempo. El caso es que, si enterrando los cuerpos volverían a salir tarde o temprano, los soviéticos tuvieron que hallar un sistema que lo evitara. La solución fue sustituir la capa de piedras compactadas que todas las carreteras tienen entre el asfalto (o el hormigón) y el terreno por los huesos de los disidentes asesinados cuyo rastro desaparecía bajo la carretera. Así que cuando uno se desplaza hacia Siberia por la carretera de los huesos vive la experiencia única en el mundo de rodar sobre los esqueletos de quienes se opusieron, de una manera u otra, a Stalin.




3. El camino al Monte Huashan - China
Para acceder a un remoto monasterio en la loma de un monte sagrado en China, los viajeros deben realizar una de las más escalofriantes y vertiginosas recorridas de sus vidas. El Monte Huashan es una de las “cinco montañas sagradas” de China y está conformado por cinco picos que vistos del aire tienen apariencia de pétalo. Estos picos, en promedio, se alzan a unos 2100 metros y se extienden por kilómetros. Para llegar al monasterio se debe caminar por las laderas de roca misma, a veces con la espalda contra la pared, por senderos de no más de 30 centímetros los cuales son sujetados por cadenas oxidadas y estacas de dudosa solidez.



4. El camino de las Yungas - Bolivia
Este camino es tan llamativo que se volvió prácticamente un hit de la red. Emplazado en el sobrante de una ladera y caracterizado por sus curvas pronunciadas, los 56 kilómetros de este camino se ganaron el trágico apodo de “Camino de la Muerte”. Construido en la década de los 30's por prisioneros de guerra paraguayos, y con el fin de conectar a La Paz con Coroico, se ha cobrado cientos de vidas. Uno de los accidentes más trágicos ocurrió en julio de 1983 cuando un microbús cargado de pasajeros tomó mal una curva y como resultado 100 personas perdieron la vida. Esta carretera única en su género en el mundo tiene características impresionantes: en muchos tramos tiene un ancho de solo 4 metros y con abismos de 200 y 300 metros al borde mismo del camino, por donde es imposible cruzarse con otro camión coche o incluso una moto.




5. El camino de Katmandú al Everest - Nepal
La geografía de Nepal llevaron a que existan infinidad de caminos peligrosos. Uno de los más destacados es el camino que se dirije al Everest, ya que muchos de sus tramos deben realizarse a paso de hombre para evitar derrapar y caerse por alguna de las tantas laderas que lo bordean.


6. La vía a Taroko - Taiwan
Ubicado en el Parque Nacional de Taroko este camino es famoso por la cantidad de muertes que ha provocado. En los días de lluvia cuando el río al que este camino está pegado crece, es prácticamente imposible divisar las curvas, por lo que muchos automóviles han sido tragados por las furiosas olas a lo largo de los años. Hoy en día ante el menor indicio de crecida se cierra su acceso. Lamentablemente es un camino tan prolongado que es imposible evitar no dejar a alguien a medio trayecto.

1 comentario:

*aLicE* dijo...

Mujer, te faltó La Rumorosa... En México... Salu2!!!