mayo 26, 2009

Jerbo

Los jerbos pigmeos de Egipto son ciertamente una de las maravillas más espectaculares de la naturaleza. Su apariencia, increíble: una especie de híbrido entre un ratón, un canguro y una liebre, dignos del sueño más alocado de un animador de Pixar. Del género Dipus, estos pequeños roedores desérticos pueden encontrarse en el norte de Africa y zonas adyacentes, llegando incluso hasta Irán. Ciertamente, su alocada apariencia es el producto de miles de años de evolución en un territorio desértico e inhóspito. Sus largas patas le permiten transportarse por medio de saltos, limitando el contacto con la ardiente superficie, mientras que sus grandes orejas le brindan un maravilloso medio para radiar el calor corporal. Por supuesto que dichas características varían dependiendo de la sub-especie, por ejemplo, encontramos algunos con orejas largas como su mismo cuerpo y otros con orejas más pequeñas pero de pelaje más fino.

2 comentarios:

Silencios dijo...

Que animalillos mas geniales, mestizos por donde se les mire, no había escuchado hablar de ellos, la verdad es que jamas estoy con tanto tiempo como para averiguar por mi cuenta sobre animales,..menos sobre animales...gracias a ti, por hacer esa tarea mas fácil y a la mano...

PD: conozco a alguien a quien llamare jerbo ..gracias

madridesign dijo...

me he enamorado!! quiero un jerbo orejudo...